miércoles, 16 de marzo de 2011

Hoy.

No tengo ni la más remota idea de qué es sobre lo que quiero hablar.
Solo sé que quiero hablar.
Está siendo un 16 de marzo lluvioso y frío y es el cumpleaños de una personita estupenda que, por desgracia, está lejos.

Hoy he encontrado una pastelería en Madrid donde hacen macarons y he empezado a ver "La red social" (que, sinceramente, no me parece TAN buena).
He discutido, me he decepcionado, me he reído y no he comido (y son las siete de la tarde...Clara, por dios, ponte un horario...).
También me he dado cuenta de que no continúo con nada de lo que empiezo, no soy CONSTANTE, y eso me ha puesto un poco triste.

No está siendo un gran día, y sin embargo, me apetecía escribir. Siempre tengo la sensación de estar contándole secretos a un amigo en un bar con una cerveza cuando escribo aquí.

Hoy no tengo el don de la palabra, ni el don de gentes, pero tampoco el don nadie, y eso me alivia un poco.

Hoy, le han dado buenas noticias a mi mamá, y mi abuela paterna me ha contado ocho veces seguidas la misma historia.

Hoy no sé cómo escribir y sin embargo me apetece.


1 comentario:

Sergio dijo...

Y de nuevo hoy, sin tener ni idea de qué decir, me vuelves a hacer sentir ese tío del bar, cerveza en mano, que no se cansa de escuchar.