miércoles, 20 de agosto de 2008

20 de Agosto

Actualizo para desahogarme.
Me gusta la sinceridad. Me gusta mucho, pero a veces duele tanto...
Mi mejor amiga y yo acabamos de hablar, y seguro que, como yo, todo el mundo crea imágenes en su cabeza de lo que escucha cuando le hablan.
Pues la imagen que tengo en la cabeza es horrible.
Se me clava como cien puñalitos por los intestinos, y un cuchillo jamonero en el corazón...



Triste.

4 comentarios:

вєιñα dijo...

A veces todo duele, lo se.
PEro hay que ir con la verdad por delante siempre, y ser sinceros.
Me alegro de haberte contado todo.

Isabel Huete dijo...

Cielo, tú no deberías NUNCA sentir un sufrimiento tan intenso. Piensa en la más pequeña ola que hayas visto deshacerse en la playa este verano.
Besos grandes.

muñeca made in japan dijo...

mientras no se haya enroyado con tu ex o tu novio, es todo perdonable. Bueno si sabes perdonar lo otro también vale, no se yo es que soy mu radical, pero bueno hay que valorar la sinceridad claro esta. Es como menos traicion.

Bruma dijo...

Primero, un abrazo, q nunca viene mal.
Segundo, mi opinión. La sinceridad depende de en que circunstancias, pero si es algo que debías saber, aprovecha la enseñanza.
Triste es, si, la perdida de la inocencia y la confianza.

Otro abrazo.