domingo, 31 de agosto de 2008

Después de la tormenta...

No dejaré que el corazón siga dándome un vuelco así cada vez que oigo tu nombre...

Hoy ya no te quiero... (8)

2 comentarios:

Isabel Huete dijo...

Tu corazón es lo mejor que tienes junto con tu cabeza. Cuando el corazón duele, hay que quitarle el dolor con la cabeza. Úsala.
Besazos, cariño.

вєιñα dijo...

Lo mismo digo...