jueves, 23 de abril de 2009


Sigo creyendo que si cuando me ves no tienes ganas de follarme, eres gay.

4 comentarios:

Isabel Huete dijo...

Una conclusión un tanto arriesgada, ¿no crees? Quizá la prioridad para un hombre no sea siempre el follarse a la titi estupenda que tiene delante. A mí siempre me han gustado más los hombres que no han querido follarme desde el primer instante.
Juzgar a los demás siempre es algo muy arriesgado.
Besos, precipitá. :)

Anónimo dijo...

Vaya dos...

Sergio dijo...

Mmmmm ahora dudo entre mis impulsos y la reflexión de Isabel...que dilema, follar o no follar? :P lo que se es que gay no soy, jeje

lola dijo...

¡ay, hijita!, con lo que me he gastado en educarte en los curas...