miércoles, 25 de noviembre de 2009

Ansiedad

"Los síntomas de ansiedad son muy diversos y tal vez los más comunes consistan en hiperactividad vegetativa, que se manifiesta con taquicardia, taquipnea, midriasis, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, sensación de pérdida de control o del conocimiento, transpiración, rigidez muscular, debilidad muscular, insomnio, inquietud motora, dificultades para la comunicación, pensamientos negativos y obsesivos, etc.
La ansiedad también puede convertirse en un trastorno de pánico, en el cual la persona cree que va a desmayarse, fallecer o sufrir algún otro percance fisiológico. Es común que las personas con este trastorno visiten la sala de urgencias con cierta frecuencia, y, típicamente, se sienten mejor después de ser atendidas." (Wikipedia)

Sé de sobra que la gente que no lo ha pasado no es capaz de entenderlo.
Pero es un puta pesadilla.
Cuando se termina el trastorno de ansiedad/pánico, te ríes. De ti misma, por ser tan pava, por el ridículo que has hecho, porque estás loca. Pero mientras... no hay descripción posible.
Se me pasará, porque tengo dos ovarios como dos melocotones, pero hasta entonces, una mano amiga no sobra.


Clara Hache necesita un poco de apoyo.

4 comentarios:

la-de-marbella dijo...

Claro que pasará. Te lo aseguro porque la pasé. Fue la cosa mas desagradable que he vivido. No podía dejar de llorar y ahogarme. Pero todo pasa, hasta esto. Ya lo veras. Animo y mucha suerte en la vida.

Isabel Huete dijo...

Me pasé muchos años sufriendo ataques de pánico sin saber qué eran, incluso me cogió uno conduciendo en plena Castellana y tuve que parar el coche enmedio de todo el tráfico, bajarme y agacharme encogiendo el cuerpo. Creí que me moría pero nadie paró. Yo llevaba terrones de azúcar en el bolso creyendo que eran bajadas de tensión y cuando me los tomaba me sentía mejor. Era el efecto placebo... Cuando por fin supe lo que eran se me pasaron casi por completo (lo supe por un reportaje en la tele porque los médicos no fueron capaces de diagnosticarmelo y eso que me recorrí todas las consultas del mundo mundial), pero aún, muy de tarde en tarde, tengo algún amago y lo que hago es tumbarme y respirar lenta y profundamente echando el aire rápido, como si lo escupiera. Para mí es lo que mejor resultado me ha dado y te lo recomiendo. Pero, sobre todo, lo realmente efectivo es dejar de vivir temiendo que los demás no nos acepten y aceptarnos nosotros mismos y mostrarnos tal cual somos, convencernos de que somos únicos,inigualables y llenos de posibilidades.
Hay que quererse y saberse perdonar porque vamos a fallar muchas veces en la vida, como seres humanos que somos, y eso no es un drama sino la constatación de que la perfección no existe.
Me da rabia que tengas esos ataques de ansiedad porque sé lo magnífica e inteligente que eres y también la capacidad creativa que tienes, así que levanta la cabeza y repítete que nadie puede evitar que te comas el mundo (eso sí, requiere esfuerzo).
Sabes que cuentas conmigo para lo que quieras.
Un beso super-mega-enorme.

Absurda Mariposa Soñadora dijo...

No sabes cómo te comprendo... yo también últimamente, tengo bastantes ataques de ansiedad, y una se siente ridícula, al ver que no puede evitarlos ni ponerles fin...

Un abrazo muy gordo, y aunque mal de muchos, consuelo de tontos... consuela saber que también a otros les pasan estas cosas.

Cuidate y disfruta de las buenas compañías, de los amigos y de la buena poesía... es remedio infalible... ya que te hacen olvidar quién eres, la situación en la que estás... etc.

un besazo

Anónimo dijo...

Primero tendrás que ganartelo, ¿no?