miércoles, 5 de septiembre de 2007

Conversación nocturna


Hablé anoche con mi almohada,

y me dijo que le gusta el olor de mi pelo.

Que las once y media no son horas de fumar

y que le molesta cuando tengo los dedos fríos.

Me dijo que mi mejores sueños no son los que yo creo,

sino los que tengo cuando llevo dos horas durmiendo

y por la mañana no puedo recordar.

Me dijo que no olvide quitarme el maquillaje antes de dormir,

y que cuando tengo problemas, mi cerebro pesa demasiado,

y le causa imsomnio y migraña.

También me dijo que quiere viajar,

a todos los lugares que aún no he soñado.

Y que mis pesadillas le dan miedo.

Anoche mi almohada me dijo que me quería,

pero sé que sólo lo hizo para hacerme feliz.

Porque yo lloraba. (Y lloraba plumas)


23/06/2007 Clara Hache

3 comentarios:

Saverbrunn dijo...

Como ya te dije en persona, es un texto muy muy bonito ;-)

Bruma dijo...

Guau, Clara, me ha encantado....
Es precioso, lo voy a guardar en destacados en mi reader. Es dulce, y encoje un poco el corazon.
Un abrazo, hoy para tu almohada, testigo de tantas cosas. :)

Sergio dijo...

Firma en honor al texto que hizo que me enganchara a tu blog.

Simplemente maravilloso...