miércoles, 17 de diciembre de 2008

Queridísimo Filete

Fragmento de fibra y grasa animal vilmente mutilada.
Sangre sonora resbala por tus precipicios.
Células alimentadas por el vegetativo estado de las achicorias.
Un metal rasga desesperadamente tus líneas,
que antes fueron instrumentos de la supervivencia.
Filete,
tú que dejas que te mire con ojos carnívoros.
La sociedad protectora de animales me observa,
con los ojos plantados en mi nuca de tierra fértil,
mientras bestialmente te devoro,
queridísimo filete.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Mmmmm creo que recitaré esto en la cena de navidad, jaja

ordago13 dijo...

a mi me gustan los filetes¡¡¡


yo esta navidad creo que pescado y embutidos

Isabel Huete dijo...

Jo, con lo ricos que están...
Veo que estás mejor, así que cuídate que para después de Navidad tenemos que organizar esa comida que nos perdimos.
Un beso grande, chiquitina.